El proceso de enseñanza-aprendizaje en el centro está basado en aprendizajes funcionales, constructivos y significativos y se pretende incidir en el desarrollo de habilidades que permitan el mayor grado de autonomía, autoestima e independencia posible. En la actualidad el Centro dispone de cinco unidades, tres de Educación Básica Obligatoria – E.B.O. (6 a 18 años) y dos de Transición a la Vida Adulta – T.V.A. (16 a 20 años). ENSEÑANZA BÁSICA OBLIGATORIA (E.B.O.) En EBO, atendemos alumnado entre los 6 y 18 años.  Los aprendizajes en esta etapa, se estructuran en las siguientes áreas: 1.- Identidad y autonomía personal 2.- Comunicación y representación 3.- Medio físico y social 4.- Religión El proyecto educativo y curricular en la enseñanza básica obligatoria toma como referente, las capacidades establecidas en los objetivos del currículo de la educación primaria en todas sus áreas, pudiendo dar cabida a capacidades de otras etapas, de acuerdo con las necesidades de los alumnos.    TRANSICIÓN A LA VIDA ADULTA (T.V.A.) En esta etapa, se escolariza alumnado entre los 16 y 20 años.  Está organizada en un solo ciclo de dos años de duración que puede ser ampliado un curso más. En ella, el aprendizaje se estructura en los siguientes ámbitos de experiencia::

  • Ámbito de Autonomía personal en la vida diaria
  • Ámbito de interacción social y comunitaria
  • Ámbito de formación y orientación laboral:  El área Técnico-práctico, impartida por dos profesores técnicos, está constituida por las siguientes ramas: 
    • Horticultura 
    •  Albañilería/ Polivalente

Además, en nuestro centro, hemos incluido dos ámbitos dentro de nuestra programación:

  • Ámbito del mundo natural
  • Ámbito de religión 

 Los programas de formación para la transición a la vida adulta se orientarán a la consecución de los siguientes objetivos:

  1. a) Afianzar y desarrollar las capacidades de los alumnos, en sus aspectos físicos, afectivos, cognitivos, comunicativos, morales, cívicos y de inserción social, promoviendo el mayor grado posible de autonomía personal y de integración social.
  2. b) Fomentar la participación de los alumnos en todos aquellos contextos en los que se desenvuelve la vida adulta: La vida doméstica, utilización de servicios de la comunidad y disfrute del ocio y tiempo libre, entre otros.
  3. c) Promover el desarrollo de las actitudes laborales de seguridad en el trabajo, actitud positiva ante la tarea y normas elementales de trabajo, así como la adquisición de habilidades laborales de carácter polivalente.
  4. d) Promover los conocimientos instrumentales básicos, adquiridos en la educación básica, afianzando las habilidades comunicativas y numéricas, la capacidad de razonamiento y resolución de problemas de la vida cotidiana, así como el desarrollo de la creatividad de los alumnos.
  5. e) Potenciar hábitos vinculados a la salud corporal, la seguridad personal y el equilibrio afectivo, para desarrollar su vida con el mayor bienestar posible.

ÚLTIMAS NOTICIAS EN FACEBOOK 

SI TE GUSTA, COMPARTE...
Share