Eucaristía regalo de Amor

Padre, los que tú me has dado, quiero que donde yo esté

estén también conmigo.

(Jn 17, 24)

 

Todo cristiano puede encargar que se aplique la Misa por intenciones particulares: tanto por los vivos, como por los difuntos. La misa puede ser encargada:

– En acción de gracias por unos recién casados, por unas bodas de plata o de oro de matrimonio…
– Por un bautismo, por la llegada de un niño o niña, por un cumpleaños…
– Por un difunto o en el aniversario de su muerte…
– Por un enfermo, por una curación, por una persona en dificultad…
– Por una intención particular (que no se debe nombrar por discreción)


«Depositad este cuerpo mío en cualquier sitio, sin que os de pena. Sólo os pido que dondequiera que estéis, os acordéis de mí ante el altar del Señor». (Santa Mónica en su lecho de muerte)
«Rogar por los difuntos es, sobre todo, un signo de reconocimiento por el testimonio que nos han dejado y el bien que han hecho»  (Papa Francisco)

Ofrece una misa

Para solicitar que se ofrezca la celebración de la Santa Misa por alguna intención particular o por un ser querido difunto. Completa el siguiente formulario.

Regalo de Amor - Ofrecer La Santa Misa

.

1 + 7 =

La misa no tiene precio. Desde los orígenes los fieles han querido participar en la eucaristía con donativos en especie o con dinero. De esta manera se agradece la oración de la Iglesia. Todas las donaciones tienen un impacto directo en nuestra organización y nos ayudan a continuar nuestra misión.

DONA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad